Páxina Principal | Diariu Cultural Asturianu Asturnews | Revista Cultural Lliteratu

Énte l’anulación del PXOU de Xixón


Semeya de Xuan Pandiella
Xuan Pandiella

… aquellos murnios tiempos nos que los ciudadanos víense como forzaos a axuntar les sos fuerces, p’asegurar a la so propiedá una protección que nun podíen esperar de la insuficiencia de la lleis.

Entós la xunión de los débiles escontra los fuertes, nun yera otra cosa qu’el exerciciu del derechu natural de defensa, y la so sanción llegal un actu de protección xusta y debida.
“Informe nel espediente de la llei agraria.”
Gaspar Melchor de Xovellanos

Va unos díes fui llamáu a declarar a la Comandancia Civil de Contrueces pa verificar la mio firma nunos allegamientos presentaos al PGO de Colunga (un plan que como dixi, nun comparto en dellos aspeutos como la escesiva construcción plantegada, 3000 viviendes nun conceyu de 3600 vecinos). Esa cita nel Cuartel prodúcese tres una denuncia del rexidor colungués acusando a los alegantes (700 ciudadanos ente los que m’atopo) de falsificar firmes. Ante esa acusación, yo vime na obligación moral de pidir esculpes por cumplir col mio deber ciudadanu d’alegar y nun callar ante lo que creo que ye inxustu, por nun quedar silente ante los atropellos urbanísticos y los abusos de caciques, por defender el medioambiente y l’Asturies rural, trabayando siempres y de continuu cola verdá y el derechu como aliaos.

48 hores dempués de la publicación d’esi artículu qu’antes comentaba y tres la sentencia de la TSXA qu’anula’l PXO de Xixón, creo que ye necesariu que vuelva manifestame tantu a nivel personal como pola representatividá qu’ostento pa recordar dellos aspeutos d’esi llamentable procesu d’urbanismu especulador y despreciu a los ciudadanos.

Dende un primer momentu, los ciudadanos que nun fuimos favoratibles a los escesos urbanístiques de los socesivos gobiernos del PSOE ya IX fuimos de atacaos de siguío dende tolos ámbitos. Acusósenos direuta ya indireutamente a traviés de plataformes entamaes pa sirvir a los sos amos, de querer arriquecenos coles nueses propiedaes, d’oponenos a la meyora social, de querer faer caxa, de “terratenientes”… Ya inclusive acusaciones más graves como’l calificativu de “auténticos fíos de puta” (sic) per parte Montes Estrada, teniente d’alcalde del Conceyu tercer autoridá municipal- y ensin nengún tipu de desautorización per parte de la máxima responsable naquel momentu, Paz Fernández Felgueroso, lo que supon que si nun les desautoriza ye que les secunda.

Nunca se fixo casu a los pidimientos de los vecinos afiguraes nes movilizaciones nin nos allegamientos presentaos. Nin a los pidimientos, nin a les razones

Esta yá ye la tercer vegada que los tribunales dan la razón a los vecinos nos sos motivos pal refugu del Plan Urbanísticu del PSOE ya IX. Ye la segunda tramitación illegal promovida por esa autodenominada esquierda plural ya igualitaria quien, allá nos años 2004, pretendía expoliar y desahuciar a los aldeanos y vecinos de la zona rural xixonesa de les sos cases p’arriquecer, ensin nengún tipu d’escupuliciu ideolóxicu o políticu, a los promotores urbanísticos y constructores. Dudosu conceutu d’esquierda y igualitarismo, por ciertu.

Una esquierda” que denominándose progresista controlaba un Ayuntamientu y un Gobiernu autonómicu (incluyendo a esa escura trama llamada SOGEPSA) que taben arrodillados a la especulación urbanística al traviés d’unos planteamientos nos que s’escondíen los documentos na esposición pública, desenvolver con dudosa tramitación y aprobábense de manera irregular, utilizando siempres la falsedá sobre la necesidá d’esos planes y los datos que supuestamente los xustificaben como la necesidá de la vivienda y la falsa crecedera poblacional.

Una “esquierda” que proclamándose plural trató d’humildar, descalificó reiteradamente y faltó a los vecinos, a los vecinos que nun queríamos nin trampes nin estafes, a los que creíamos na llegalidá y na defensa del mediu rural de Xixón. Una esquierda que coaccionaba y amenaciaba a los vecinos como si d’un grupu mafiosu tratárase, intentando l’espoliu de los aldeanos y l’estroza de la zona rural puramente pa beneficiu de les inmobiliaries.

Casi diez años dempués, la xusticia vuelve dar la razón a quién la lleva y a quien quier que se cumplan los procedimientos llegales. Por ello la cita del gran pernomáu Xovellanos qu’enserté al entamu del mio artículu. Murniu tuvo que ser la sinrazón de quien amparándose en mayoríes electorales pisaron al pueblu, teniéndo ésti qu’axuntar les sos fuerces en tres “marches verdes” (a la cual más multitudinaria), exerciendo’l derechu de defensa qu’agora se ve amparáu.

Y esto demuestra que quien ye capaz de lluchar (anque la llucha sía dura y cara), quien nun se calla nin se rinde (anque tenga que sufrir acusaciones ya insultos) llogra parar los pies a los poderosos.

A lo último, gustaríame faer una llamada d’atención al conxuntu de la ciudadanía: teamos directamente afectaos por un plan urbanísticu o non, quien sufrimos les consecuencies somos toos, porque somos los ciudadanos lo que tenemos que pagar los importantes costos d’estes tramitaciones illegales y les sos consecuencies.

Esperemos que les futures actuaciones fáiganse escuchando y atendiendo les demandes y razones de los vecinos pa nun repitir erros ya illegalidaes como les que llevamos denunciando 10 años. Esperemos que nel futuru nun se vuelva atacar a los vecinos y tratalos de manera tan inxusta.

Yo utilicé’l perdón (metafóricamente) por ser llegal. Agora ye la vez de quien comete irregularidaes y verdaderamente tendríen que ser xixilaos pola xusticia. ¿Van Pidir perdón quien aprueben y promueven planes urbanísticos illegales?

Dexar una rempuesta